RECIFE, Brasil, 13 February 2017 /PRNewswire Policy/ — La Policía Federal (PF) destruyó 48 mil plantas y 53 esquejes de marihuana en islas formadas por el río San Francisco, ubicadas en los municipios de Orocó, Cabrobó y Ibó, estado de Pernambuco. La operación se desencadenó la semana pasada, pero el resultado fue anunciado el domingo (12), y nadie fue detenido.

Un comunicado emitido por la oficina de prensa de la PF explica que, como las islas pertenecen a la Unión y están bajo control federal, los productores aprovechan para plantar en ellas, ya que no hay propietario a ser incriminado.

“En esas operaciones, por lo general nadie es detenido debido a que los trabajadores son avisados por sus informantes y salen de los sitios mientras se acerca la llegada de los coches y de la policía”, dijo el comunicado. “El objetivo de la operación es evitar que se venda la marihuana en el mercado de consumo.”

Según la policía, si las 48 mil plantas fueran cosechadas y preparadas para venta, el material pesaría 16 toneladas. También se encontraron 10 kilos ya preparados para el consumo y un campamento precario con ropas, un colchón y hasta una sandía abierta.

Las plantas de marihuana fueron retiradas del suelo e incineradas, muestran imágenes enviadas a la prensa por la PF. La operación fue apoyada por la Policía Militar y el Cuerpo de Bomberos.

Erradicación

Según la asesoría, esta es la primera operación, en 2017, para erradicación de la marihuana en el interior del estado, una región con un bajo nivel de desarrollo económico y social.

En 2016, cayó la cantidad de plantas y plantaciones de marihuana encontradas, mientras que la aprehensión del producto listo subió. Fueron 359 mil plantas, 137 esquejes, 151 plantaciones y 2.188 kilos de la sustancia preparada para venta.

SOURCE Agência Brasil – Empresa Brasil de Comunicação S/A – EBC